jueves, 18 de julio de 2013

254. ASÍ FUE

Y así de bonitos quedaron los banderines de arpillera de Sr. y Sra (click) de La Guinda de ima,
en la boda de Irene.

Gracias a Érase una vez tu boda (click), que se encargó de la organización y decoración del evento para que no faltara ningún detalle en un día tan importante para Irene e Iñaki, por facilitarnos el poder compartir sus fotos con todos vosotros.




Nuestros banderines colaboraron a hacer del entorno, un lugar más romántico y natural.



Como podéis admirar, la boda se celebró en un lugar precioso, donde abundaba una vegetación envidiable y con un colorido fantástico.



Y aquí nuestros "pequeñines" colgando de los asientos de los novios para la ceremonia.
¿No quedan preciosos?



Les deseamos a los novios toda la felicidad del mundo en esta nueva aventura.

¡¡Vivan los novios!!


Para más información déjanos un e-mail en infolaguindadeima@gmail.com



Fotos | Érase una vez tu boda

4 comentarios:

  1. Quedan preciosos! Además qué boda más bonita! De película! Enhorabuena :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí Azucena!!! Fue preciosa! Y lo genial fue poder estar allí de alguna manera jejejejejejejeje
      Un besazo bonica!

      Eliminar
  2. ¡Oooohhh! Me encanta leer este post y poder revivir ese día tan bonito y emotivo.

    La boda se celebró en la casa rural Haritzpe (http://www.toprural.com/Casa-rural-habitaciones/Haritzpe_27192_f.html) , en Hondarribia, en lugar precioso que necesita poca decoración (Las flores que cuelgan del hórreo son habituales, no estaban puestas para la ocasión).

    Los chicos de "Érase una vez tu boda" se encargaron de oficiar la ceremonia y trajeron las velas que aparecen en el altar. Amaia, la propietaria de la casa, nos prestó la jarra tipo antigua, el atril y además tuvo el detallazo de regalarnos las flores que se ven en la escalera.

    El mantel que cubre el altar es una sábana bordada a mano por la tatarabuela de mi madre, el ramo de novia y el de decoración son de la floristería de mi barrio, los pétalos del camino al altar me los trajo una amiga y los banderines fueron gentileza de La guinda de Ima ;-).

    Fue una celebración muy sencilla en la que todo el mundo puso su granito de arena. Pero como digo, la casa rural es TAN bonita que necesita pocos adornos.

    ¡Gracias por colgar el post!

    Un besazo
    Irene

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si es que no podía ser de otra manera, Irene.
      Sencilla y preciosa. Como tú!
      Un besazo guapa!

      Eliminar

Quizás también te interese:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...