viernes, 21 de septiembre de 2012

164. NOVEDAD


Por fin llegó el viernes.
Cuando un viernes amanece, el cuerpo lo nota.
No pesa, es ligero, y tu actitud te sobrepone a cualquier contratiempo.
Los viernes huelen diferente.
Huelen a paz, a familia, a ocio, a amigos, a fiesta, a tiempo, a destiempo...

Así que no había mejor día para daros a conocer una pequeña novedad en La Guinda de ima.

Un letrero de fieltro para poner en la puerta.

Éste en concreto es para la puerta de la habitación de Marcos, con su nombre.

Y espero que Inma haya quedado genial ante sus amigos con este pedazo de detalle.





El diseño de estos letreros para puerta va a variar.
Porque ya tengo algún letrero más en el taller a medio terminar y aunque la base es la misma, cambia la decoración.

Pero ésos os lo mostraré la semana que viene.

De momento, feliz fin de semana a todos 

martes, 18 de septiembre de 2012

163. BOLSA DE MERIENDA


Ayer mi amiga A. me dió un tirón de orejas.

"Estás tardando mucho en actualizar el blog!."

Y tenía razón.

Así que entre puntada y puntada (tengo varios pedidos y además estoy haciéndole una canastilla a mi recién estrenado sobrino), me escapo para dejaros las fotos de la bolsa/mochila que le hicimos a una princesita muy especial.

Esperamos que os guste!



La bolsa puede llevarse como mochila.

Aunque sabemos que Marta le gusta llevarla tipo bolsa, así que le colocamos un tope a los cordones y la lleva bien pegadita a ella.




Gracias a su mamá Eva por confiar en La Guinda de ima.

Un beso mis guindas.

viernes, 7 de septiembre de 2012

162. TIENDA ON LINE


Hacemos un alto en el camino, entre novedades y demás, 
para presentaros la última locura de La Guinda de ima.

Y se llama: YATENEMOSTIENDAONLINE

¿Dónde?

En el portal de DaWanda España


Nos conocieron buceando en la red, les gustaron nuestras cositas y se pusieron en contacto con nosotros hace más de mes y medio para participar con ellos en este osado proyecto en España, formando así parte del grupo de pioneros de la comunidad DaWanda en nuestro país.

[...] DaWanda  tiene el mayor mercado de objetos únicos y hechos a mano de Europa. Actualmente unos 2 millones de compradores pasan cada día por DaWanda para disfrutar ojeando y comprando los productos de más de 140.000 diseñadores, artistas y creativos. Tras el éxito en Alemania, Francia y Reino Unido, queremos por fin crear una Comunidad DaWanda en España.[...]

Al principio no lo teníamos muy claro.
La mayoría de los artesanos que conocemos tienen sus tiendas alojadas en la web de Artesanio.
Pero sopesando las dos opciones, (teniendo en cuenta que todavía no nos sentíamos preparados para dar el gran salto a tienda on line) y ante la insistencia todo hay que decirlo, del equipo de DaWanda España, nos liamos la manta a la cabeza y ¡ahí estamos!.

Así que esta es la novedad de hoy.
Aunque realmente la puesta de largo fue el pasado lunes día 3 de Septiembre, que fue cuando la web empezó a funcionar oficialmente.

Si bien a día de hoy, todavía estamos empezando a subir a la tienda on line todos nuestros artículos disponibles, nos hacía mucha ilusión empezar a compartir este proyecto con vosotros desde ya.
Vamos y "en resumiendo", que no sabemos guardar un secreto, leñe! jajajajajajaja

Ya puedes visitar la tienda virtual de La Guinda de ima en DaWanda pinchando AQUÍ.

Aunque os recordamos que hasta el día 12 estamos de vacaciones (modo ironía ON)

Besos mis guindas.

miércoles, 5 de septiembre de 2012

161. LOS GUINDATOUILLES


Érase una vez Pepito Pérez , que era un pequeño ratoncito de ciudad y vivía con su familia en un agujerito de la pared de un edificio.

El agujero no era muy grande pero era muy cómodo, y allí no les faltaba la comida. Vivían junto a una panadería, por las noches él y su padre iban a coger harina y todo lo que encontraban para comer. Un día Pepito escuchó un gran alboroto en el piso de arriba. Y como ratón curioso que era trepó y trepó por las cañerías hasta llegar a la primera planta. Allí vió un montón de aparatos, sillones, flores, cuadros..., parecía que alguien se iba a instalar allí.

Al día siguiente Pepito volvió a subir a ver qué era todo aquello, y descubrió algo que le gustó muchísimo. En el piso de arriba habían puesto una clínica dental. A partir de entonces todos los días subía a mirar todo lo que hacía el doctor José Mª. Miraba y aprendía, volvía a mirar y apuntaba todo lo que podía en una pequeña libreta de cartón. Después practicaba con su familia lo que sabía. A su madre le limpió muy bien los dientes, a su hermanita le curó un dolor de muelas con un poquito de medicina.

Y así fue como el ratoncito Pérez se fue haciendo famoso. Venían ratones de todas partes para que los curara. Ratones de campo con una bolsita llena de comida para él, ratones de ciudad con sombrero y bastón, ratones pequeños, grandes, gordos, flacos... Todos querían que el ratoncito Pérez les arreglara la boca.

Pero entonces empezaron a venir ratones ancianos con un problema más grande. No tenían dientes y querían comer turrón, nueces, almendras, y todo lo que no podían comer desde que eran jóvenes. El ratoncito Pérez pensó y pensó cómo podía ayudar a estos ratones que confiaban en él. Y, como casi siempre que tenía una duda, subió a la clínica dental a mirar. Allí vió cómo el doctor José Mª le ponía unos dientes estupendos a un anciano. Esos dientes no eran de personas, los hacían en una gran fábrica para los dentistas. Pero esos dientes, eran enormes y no le servían a él para nada.

Entonces, cuando ya se iba a ir a su casa sin encontrar la solución, apareció en la clínica un niño con su mamá. El niño quería que el doctor le quitara un diente de leche para que le saliera rápido el diente fuerte y grande. El doctor se lo quitó y se lo dió de recuerdo. El ratoncito Pérez encontró la solución: "Iré a la casa de ese niño y le compraré el diente", pensó. Lo siguió por toda la ciudad y cuando por fin llegó a la casa, se encontró con un enorme gato y no pudo entrar. El ratoncito Pérez se esperó a que todos se durmieran y entonces entró a la habitación del niño. El niño se había dormido mirando y mirando su diente, y lo había puesto debajo de su almohada. Al pobre ratoncito Pérez le costó mucho encontrar el diente, pero al fin lo encontró y le dejó al niño un bonito regalo.

A la mañana siguiente el niño vió el regalo y se puso contentísimo y se lo contó a todos sus amigos del colegio. Y a partir de ese día, todos los niños dejan sus dientes de leche debajo de la almohada. Y el ratoncito Pérez los recoge y les deja a cambio un bonito regalo.

Éste es el cuento del Ratoncito Pérez que todos conocemos.

Lo que pasa es que a La Guinda de ima han llegado unos primos del Ratoncito Pérez, dispuestos a compraros vuestros dientes, ¡guindas menudos!.

Os presentamos a Los Guindatouilles.

De gran naríz roja y bigotes extremadamente largos, os dan la bienvenida a su mundo.








¿SE TE MUEVE UN DIENTE?

Sólo tienes que ponerlo en el bolsillo que tiene en la barriguita y colocar tu ratoncito debajo de la almohada.
En cuanto te duermas, tu guindatouille dejará una moneda por tu diente.

¡Besos guindas!

lunes, 3 de septiembre de 2012

160. COSINANDO


Es sabido que yo siempre digo que La Guinda siempre anda "cosinando" algo. 
Ya sea física o mentalmente.

Me gusta el juego de palabras que hago porque para mí tiene mucho significado.

En mi pueblo se sesea. Bueno, mayormente se seseaba. 
Ahora está lleno de guiris (o chanes, como les llamamos nosotros), ¿y de los del pueblo de toda la vida?, hay pocos...
Yo adoro mi pueblecito alicantino (famosísimo desde el concurso 1,2,3...) y mis orígenes.
Y también me encanta cocinar.
Y desde hace unos años, me gusta hasta coser.
Así que entre cocinar, coser y cocer, anda el juego.

Por otro lado también sabéis que no me siento cómoda haciendo muñequitos de fieltro para llaveros y demás.
Es una labor muy ardua (si quieres que queden bonitos) y muuuuy poco reconocida.
Los he hecho en alguna ocasión, más por compromiso que por otra cosa, y aunque contenta con el resultado, no hemos querido dedicarnos a esa labor en más ocasiones.
En cuanto a que esté reconocida...
La mayoría de la gente puede que si te preguntan qué les costaría uno, al contestarles, te dijeran con una sonrisa condescendiente:
 'uys, vale. Quizás para la próxima'.

No saben el tiempo que conlleva materializar la idea. El esmero en dibujar y confeccionar patrones, en coser cada puntadita  pequeña (la de sangre que he derramado... dramatización al canto jajajajajajaja), el valor de los materiales, el tiempo (horas) que inviertes para hacer una sola pieza, y un largo etcétera que sólo saben apreciar (o por lo general) quien se dedica a la artesanía sea cual sea la materia la prima y/o las técnicas que se utilicen.

Yo estoy muy lejos de parecerme a las grandes del fieltro confeccionando muñequitas o caritas.
Y cuando digo grandes, pongo por testigo a mis Pilukas, Kukaditas y O-kékosas, por ejemplo.

Pero cuando la familia te llama y te dice:
- Houston, tengo un antojo. Necesito hacerte un encarguito... un broche... o dos... me gustaría de ésto... o esto otro...

Pues no puedes decir que no.
Y eso que no les ves la cara porque es por teléfono, pero te los imaginas con ojicos entornaos y pestañas a medio caer con cara de buenos.
Que sí, que ya lo sabéis, que la confianza da asco.

ASí que sin ánimo de animaros para encargarme algún brochechito de éstos (que la verdad, éstos los haríamos más gustosamente), os invito a que os asoméis y veáis en qué quedó aquella llamada.

"Quiero un broche de cupcake, poorrr fiiiiiii. Y si puede ser y te da tiempo, una pastelera, así pequeñita, no muy grande, sabes?. Para ponérmelos en el mandil. Pero vamos, si te da tiempo, eh? Ah! y son para pagártelos!"

Gracias por la aclaración ima, pero a dos días de salir de viaje a veros como que muy pegadico de tiempo íbamos, no? jejejejejejejejejejejejejeje

Ea! no me enrollo más! aquí van las fotos de lo que fue, con mucho cariño para
 ¡¡¡¡MIS PAPIS!!!!

En fin, empiezo por presentaros el broche más dulce...



Jo, qué sencillo pero qué bonito quedó...



Y como La Guinda es así, y le da tiempo a todo si sus papis se lo piden... llegó el antojo.

Y con él, ¡¡¡los nuevos B.B. (BUSTOS en BROCHE) personalizables de La Guinda de ima!!!.


Ains, qué dulce quedó mi pastelera... y con su mandil verde clarito, hace un contraste precioso!




Pero claro, no podía dejar a papá sin su réplica.
Quedaría muy feo feo feo
(a dejarlo sin su réplica me refiero, que mi padre es muuuuy guapo guapo guapo)



Eso sí, no os podéis perder sus pizzas que están de vicio, y no como ésta!! jajajajajajaja




Y como dicen que no hay dos sin tres...



Pues claro, me acordé de Luci.
Una persona que ha ayudado mucho a mis padres en un entorno que a veces pudo parecerles hostil.
Pero allí estaba ella. Animándoles y aconsejándoles.

Y en agradecimiento por cuidar de ellos, le hice su réplica.






Sé que le encantó.
Casi se me emociona al ver su réplica jejejejejejejejeje
Y también sé que lo usa.
Y que si pudiéramos verla por el ojo de buey de la puerta que da a su cocina, veríamos su B.B. prendiendo de su mandil mientras crea cada uno de sus sabrosos platos.

Gracias a tí, Luci.


Y chim púm.

Hasta aquí el post de hoy.

Que sigo de vacaciones, guindas jejejejejejejejejeje

Un besico.

Quizás también te interese:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...